Stokely Carmichael / Kwame Ture: Poder Negro y Panafricanismo

ENG

“Yo no vuelvo a la cárcel. La única forma de impedir que los blancos nos sigan golpeando es tomando el control. Llevamos seis años diciendo ‘libertad’ y no hemos conseguido nada. Lo que vamos a empezar a decir ahora es Poder Negro”. (1)

Stokely Carmichael nació el 27 de junio de 1941. Más tarde conocido como Kwame Ture, fue una de las figuras extraordinarias del movimiento de liberación negra en Estados Unidos. Talentoso como activista y orador público, carismático e inteligente, Carmichael introdujo el concepto de “poder negro” en el debate público en la década de los 60.

Más allá de los derechos civiles

Oriundo de Trinidad, Stokely se juntó con sus padres en los EE.UU. a los 11 años, primero en Harlem y luego en el Bronx. Más tarde reconocería a los “oradores de escalera”, hombres que se montaban en escaleras en las esquinas de Harlem y hablaban de la opresión del pueblo afroamericano, como una inspiración para su capacidad de hablar en público.

Empezó su activismo político a los 19 años, participando en las llamadas “Carreras por la Libertad” que desafiaban la segregación en los autobuses de larga distancia y estaciones. Junto a otros “freedom riders”, Stokely estuvo sujeto a la violencia de turbas blancas y fue detenido repetidas veces. En total estuvo preso más de 30 veces en su vida.

Tras sumarse al Comité No-Violento de Coordinación Estudiantil (Student Nonviolent Coordinating Committee, SNCC) y graduarse en filosofía en la Universidad de Howard en 1964, el joven Carmichael se fue al sur profundo, el epicentro de la lucha por los derechos civiles en la década de los 60.

Junto a organizaciones de base y líderes como Fanny Lou Hamer, Stokely y el SNCC ayudaron a organizar las comunidades afroamericanas en Alabama y Mississippi para defender el derecho al voto. Participaron también en la histórica marcha de Selma a Montgomery.

No obstante, y aunque fue ganando protagonismo en el SNCC, Stokely Carmichael se fue desilusionando con las posibilidades de cambiar el sistema desde adentro. El racismo no era solamente una secuela de la esclavitud, estaba arraigado en las estructuras del establishment, desde las instituciones del Estado hasta el Partido Demócrata. Carmichael criticaba también las posturas conciliatorias de los líderes de los derechos civiles, especialmente del Reverendo Martin Luther King, Jr.

“La política del Dr. King era que la no-violencia traería avances para el pueblo negro en los Estados Unidos. Su principal hipótesis es que si uno es no-violento, si uno sufre, nuestro adversario cambiará su actitud. Pero él sólo hizo una suposición falaz. Para que la no-violencia funcione, el adversario tiene que tener conciencia. Estados Unidos no la tiene”. (2)

Poder Negro

En la década de los 60, la lucha de liberación negra se volvió más combativa. Líderes en ascenso como Malcolm X desafiaron y denunciaron los esfuerzos por tergiversar la historia y sistemática opresión de los afroamericanos. El Partido de las Panteras Negras sorprendió al mundo con una manifestación armada en el Capitolio del estado de California.

Era un período de discursos y acciones radicales por parte de los movimientos afroamericanos, hablando abiertamente de socialismo y (anti)imperialismo mientras crecía la oposición a la Guerra de Vietnam. En este contexto, Stokely Carmichael introdujo y popularizó un concepto tan poderoso como polarizador: el Poder Negro (Black Power).

Desde su punto de vista, había que romper con el discurso de los derechos civiles que parecía más interesado en mantener al enemigo tranquilo, más aún después del progreso limitado que se alcanzó con nuevas leyes.

Una nueva generación de voces, incluyendo a George Jackson, Fred Hampton, Huey Newton, Elaine Brown, Carmichael y muchos otros sostenían que el pueblo afroamericano tenía que luchar por la autodeterminación, no buscar participar en un sistema construido en base a su opresión. Había que descartar el falso paradigma de la “integración”.

“Desde 1966, el grito de las rebeliones ha sido Poder Negro. Este grito implica una ideología que las masas entienden de forma instintiva. Somos oprimidos porque no tenemos poder, y solamente con poder podremos tomar las decisiones que gobiernan nuestras vidas y nuestras comunidades. El Poder Negro ataca el racismo y la explotación, los dos cuernos del toro que nos ataca.” (3)

El Poder Negro no fue bien visto por los líderes más moderados, principalmente King. Y el concepto fue más que controvertido para las audiencias blancas, tanto liberales como conservadoras. Carmichael y otros no hicieron ningún esfuerzo para calmar estos miedos. Desde su punto de vista, a la gente blanca no le correspondía imponer definiciones, y ciertamente no le tocaba al oprimido asegurar que su opresor no se sintiera amenazado.

El papel de activistas blancos en la lucha afroamericana fue otro tema recurrente de debate, que además surge en varios otros contextos. Aunque en general los aliados blancos eran bienvenidos, los líderes revolucionarios solían criticar a quienes simplemente buscaban una lucha más pura/sencilla, en vez de cuestionar sus privilegios y combatir las injusticias originadas en sus propios grupos.

África y el Panafricanismo

La efervescencia revolucionaria del movimiento de liberación negra, con avances concretos como las iniciativas de auto-defensa o los programas comunitarios de desayuno, lo pusieron en el centro de las atenciones de las agencias de seguridad, especialmente el programa COINTELPRO del FBI.

En un memo, el director del FBI J. Edgar Hoover alertaba sobre el escenario peligroso en que surgiera un “mesías” para unificar las organizaciones afroamericanas. Malcolm X, asesinado en 1965, hubiese sido un candidato. Hoover descartó a Elijah Muhammad (líder de la Nación del Islam) y a Martin Luther King, argumentando en cambio que Stokely Carmichael tenía “el carisma necesario para ser una amenaza real.”

La represión subió de nivel. Fred Hampton fue asesinado a sangre fría, mientras que otros miembros de las Panteras Negras, como Eldridge Cleaver y Huey Newton, fueron perseguidos por la justicia. Constantemente acosado y amenazado, Stokely Carmichael dejó los Estados Unidos en 1969 para establecerse en Guinea.

Su visión revolucionaria gravitaba cada vez más hacia el Panafricanismo. Se sumó al Partido Revolucionario de los Pueblos Africanos (All-African People’s Revolutionary Party) y cambió su nombre para Kwame Ture en honor a los dos principales líderes de la independencia africana en ese entonces: Kwame Nkrumah (Ghana) y Ahmed Sékou Touré (Guinea).

En las tres décadas que siguieron, Ture estuvo fuertemente involucrado en la producción intelectual y el activismo político. Hizo varias giras en EE.UU. para dar charlas. Con una firme convicción antiimperialista, llamaba a quien lo escuchaba a que viera la lucha por la autodeterminación en África y los Estados Unidos como una misma lucha panafricana, evitando caer en una perspectiva “tribalista”.

Más allá de una receta simplista de regresar a la tierra natal, Kwame Ture explicaba que el sufrimiento de los africanos en África y en la diáspora eran dos caras de la misma moneda, ambas consecuencias del imperialismo europeo y más tarde norteamericano.

“En la cuestión de la tierra, el hombre blanco dividió a los africanos en dos grupos. A un grupo lo llevó de la tierra. Somos nosotros, es la esclavitud. Al segundo grupo le quitó la tierra. Esos son nuestros hermanos y hermanas en el continente, bajo el colonialismo. Es por eso que el pueblo africano hoy día no tiene tierra.” (4)

Kwame Ture murió de cáncer el 15 de noviembre de 1988, pero se mantuvo activo política e intelectualmente hasta el final. El contexto local y global era de retrocesos para las causas del Poder Negro y Panafricanismo por las cuales luchó, pero nunca eligió el camino fácil de moderar su visión. Su inquebrantable perspectiva anticolonialista y antiimperialista, junto a un análisis siempre riguroso, convirtieron a Stokely Carmichael / Kwame Ture en una referencia para movimientos revolucionarios futuros.

(1) Discurso en Greenwood, Mississippi, Junio de 1966

(2) Black Power Mixtape, 1967

(3) First Conference of the Organization of Latin American Solidarity, Cuba, Julio de 1967

(4) From Black Power to Pan-Africanism, California, Marzo de 1971

Investigación y textos: Ricardo Vaz. Ilustraciones: Daniela Castelly. Diseño gráfico: Kael Abello.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.