La publicación del Mensaje del Che a la Tricontinental

MIL VIETNAMS

La Primera Conferencia de Solidaridad de los Pueblos de Asia, África y América Latina —mejor conocida como la Tricontinental— llevada a cabo en enero de 1966 en la Habana, Cuba, es uno de los hitos más importantes para la historia contemporánea del Tercer Mundo. Este esfuerzo, y algunas de sus implicaciones y alcances que ya hemos abordado anteriormente en Utopix, dio cabida no sólo a la internacionalización de un proyecto político que en las décadas venideras ampararía a las luchas anticoloniales, antiimperialistas y por la liberación nacional, sino también al desarrollo de un quehacer gráfico que hoy forma parte indisoluble de la memoria de nuestros pueblos.

La conferencia, que terminó por constituirse en la Organización de Solidaridad de los Pueblos de Asia, África y América Latina, la OSPAAAL, arrojó una serie de necesidades comunicacionales que finalmente decantaron por la configuración de un proyecto editorial constituido por tres dispositivos: El Boletín, la Revista Tricontinental y los Carteles de la OSPAAAL.

En esta entrega inaugural de una serie de artículos que iremos publicando abordaremos dos de los pilares en la constitución de lo que a la postre será la gráfica tercermundista de la OSPAAAL: el primer Suplemento de la Revista Tricontinental y el primer cartel internacional del Che Guevara en vida.

Tricontinental suplemento especial, OSPAAAL, 16 de abril de 1967

Durante aquel año de 1966 Osmany Cienfuegos, primer Secretario General de la OSPAAAL, le solicita al Che —que se encuentra aún en Cuba preparando a la delegación que partirá con él a combatir en Bolivia— su colaboración con un artículo “destinado a ser el núcleo del primer número de la Revista Tricontinental” (1). Según la biografía del Che elaborada por Taibo II el texto se redacta y entrega en algún momento entre el 4 y el 22 de octubre de ese mismo año y previo a la salida para Bolivia (2). Este texto termina por superar con creces las expectativas de Cienfuegos, junto con el resto del Secretariado de la OSPAAAL, toma “la decisión de posponer la publicación del documento hasta que el Che estuviera en condiciones de iniciar la lucha armada revolucionaria en tierras suramericanas.”(3)

Osmany Cienfuegos y Alfredo Rostgaard

Finalmente, después de una trayectoria de 15 meses desde la celebración de la Primera Conferencia Tricontinental, y a un año de la publicación del Boletín Tricontinental, el 16 de abril de 1967 es publicado el Suplemento Especial: “Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental” (Imagen A), el icónico texto que Ernesto Che Guevara titulara Crear dos, tres,… Muchos Vietnam. Esa es la consigna. La temprana aparición de este texto en relación con la publicación del primer número de la Revista Tricontinental —que no aparecería sino hasta cinco meses después— quedaba justificado a los ojos del Secretariado General de la OSPAAAL en los siguientes términos:

Rostgaard y Abreu, Crear dos, tres… muchos Vietnam, es la consigna, OSPAAAL, abril de 1967. Este cartel se produjo en inglés y francés con el mensaje al pie en español y se incluyó con el correspondiente Suplemento de cada idioma.

Este mensaje que por sí mismo configura un hito en términos políticos y teóricos para el conjunto del proyecto tricontinental, representa también el establecimiento de una práctica editorial que será una de las características fundamentales de la distribución y circulación del quehacer gráfico de la OSPAAAL. Adelantando ya el formato de la Revista Tricontinental, el suplemento incluía doblado un cartel de formato mediano (56 x 32,5 cm), diseñado “con la concepción artística de Alfredo Rostgaard y la realización gráfica de Lázaro Abreu” (5), en el que tres fotografías del Che tomadas durante la campaña del Congo a través de un tratamiento gráfico daban a luz al primer cartel que la OSPAAAL realizaría con el tema guevarista. Este además sería el primer y único cartel internacional impreso en vida del comandante guerrillero (6); un debate que había permanecido poco claro hasta que en 2013 fuera publicada una recopilación de testimonios sobre la gráfica cubana en la que el investigador cubano Jorge R. Bermúdez señalaba que a pesar de haber descubierto un cartel anterior de la COR para los festejos del 26 de julio en Santa Clara y que es autoría de Mario Sandoval, este cartel, concebido para su difusión local, no le quita al de Rostgaard y Abreu el ser el primer Cartel en vida del Che cuya difusión alcanzó dimensiones internacionales. (7)

Fotografías del Che en el Congo utilizadas en el cartel del Suplemento Especial de la Revista Tricontinental.

Lo anterior cobra relevancia histórica pues al ser esta la primera difusión internacional de la imagen del Che a través de un tratamiento gráfico es meritoria reconocerla, así como a las futuras producciones cartelísticas de la OSPAAAL con la efigie guevarista, como el antecedente de la futura consolidación sígnica del Che como figura emblemática y universal de la revolución.

Con un tiraje, tanto para el cartel como para el suplemento de 100 mil ejemplares (8). Esta difusión del cartel incorporado al interior de la publicación,así como el diálogo gráfico que se establecía entre la portada y el cartel, se convertirían en una característica permanente de los futuros números de la Tricontinental donde se promovían las jornadas de solidaridad de la OSPAAAL que iban acompañadas de su correlato gráfico en cada edición de la Revista. Su alcance permitió internacionalizar la impronta guevarista presente en el Mensaje del Che, pero trascendiendo una dinámica de mera ilustración de consignas para sentar las bases de una narrativa visual tercermundista que proporcionó a los pueblos, organizaciones y movimientos que cobijaba la OSPAAAL un arsenal gráfico que no tenía precedentes en su escala, en su calidad gráfica y en su claridad política como signos de un nuevo lenguaje gráfico.

Lázaro Abreu, Día del guerrillero heroico 8 de octubre, 1970, OSPAAAL, offset, 53×33 cm

Fue así como con este Mensaje inaugural la gráfica y la política de la OSPAAAL arrancarían una trayectoria de complicidad marcada por el horizonte guevarista del que sería a la postre su testamento político antes de su caída en combate en Bolivia. El proyecto editorial de la Tricontinental logró a través de su quehacer gráfico gestar una nueva narrativa del Tercer Mundo y creó dos, tres… muchos Vietnam gráficos para la historia de nuestros pueblos en lucha.

Referencias:

  1. Ulises Estrada y Luis Suárez (edit.), Rebelión Tricontinental. Las voces de los condenados de la tierra de África, Asia y América Latina. Ocean Sur, Cuba, 2006, p. 2.
  2. Paco Ignacio Taibo II, Ernesto Guevara también conocido como el Che, Planeta, México, 2010, p. 758.
  3. Estrada y Suárez (edit.), op. cit., p. 2.
  4. Secretariado Ejecutivo de la OSPAAAL, “Editorial”, en Tricontinental suplemento especial, La Habana, Cuba, 16 de abril de 1967, p. 3.
  5. Reinaldo Morales Campos, “45 años haciendo historia, defendiendo cultura y expresando solidaridad”, en ALAI (Agencia Latinoamericana de Información) [en línea], http://www.alainet.org/es/active/53379
  6. Jorge R. Bermúdez. La imagen constante: el cartel cubano del siglo XX. Letras Cubanas, Cuba, 2000pp. 174-175.
  7. Bermúdez en: Héctor Villaverde, Testimonios del Diseño Gráfico Cubano 1959 – 1974, Ediciones La Memoria, Cuba, 2013, pp. 224 y 225.
  8. Morales Campos, “45 años haciendo historia…, loc. cit.

MIL VIETNAMS

Investigación y textos: Luis Cario. Diseño gráfico: Kael Abello.


Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.