Diciembre 2021

ESP – ENG

La Revolución Cubana se gestó en la guerrilla. Mientras se enfrentaban a las fuerzas de la dictadura de Fulgencio Batista, Fidel Castro, Che Guevara y los demás compañeros y compañeros de lucha se imaginaban una sociedad mejor y más justa.

Tomado el poder en enero de 1959, era el momento de poner los planes en acción. Y una de las primeras prioridades para el gobierno revolucionario fue la lucha contra el analfabetismo.

A principios de 1961 arrancó una campaña masiva para enseñar a leer y escribir hasta en los rincones más alejados de la isla caribeña. Con una planificación impecable, y sobre todo con un voluntarismo heróico de los jóvenes maestros y maestras, la campaña fue un éxito notable. En menos de un año, en diciembre de 1961, Fidel proclamó a Cuba “territorio libre de analfabetismo” en la Plaza de la Revolución.

La campaña de alfabetización sería uno de los primeros ejemplos de la dimensión social de la Revolución Cubana. En los más de 60 años de resistencia antiimperialista, y hasta en las condiciones más difíciles, áreas como la educación o la salud nunca dejaron de ser prioridad. 

La lucha contra el analfabetismo se convirtió también en una bandera de la solidaridad cubana, con el programa “Yo Sí Puedo” implementado en 29 países para enseñar a 6 millones de personas a leer y escribir para así devolverles algo de su dignidad.

Descarga aquí la versión del calendario para imprimir y usar como calendario de pared.

Redacción: Ricardo Vaz. Ilustración: Cario

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.