El origen de las dos Fridas

las dos fridas

Recuerdo

Debo haber tenido seis años cuando viví intensamente la amistad imaginaria con una niña de mi misma edad más o menos. En la vidriera del que entonces era mi cuarto y que daba a la calle de Allende, sobre uno de los primeros cristales de la ventana, echaba “baho”. Y con un dedo dibujaba una “puerta”… Por esa “puerta” salía en la imaginación, con una gran alegría y urgencia, atravesaba to­do el llano que se miraba hasta llegar a una lechería que se llamaba PINZÓN… Por la O de PINZÓN en­­traba y bajaba intempestivamente al interior de la tierra, donde “mi amiga imaginaria” me esperaba siempre.

No recuerdo su ima­gen ni su color. Pero sí sé que era alegre, se reía mucho. Sin sonidos. Era ágil y bailaba como si no tuviera peso ninguno. Yo la seguía en todos sus movimientos y le contaba, mien­­tras ella bailaba, mis problemas secretos. ¿Cuáles? No recuerdo. Pero ella sabía por mi voz todas mis cosas… Cuando ya regresaba a la ventana, entraba por la misma puerta dibujada en el cristal. ¿Cuándo? ¿Por cuánto tiempo había estado con “ella”? No sé. Pudo ser un segundo o miles de años… Yo era feliz.

Desdibujaba la “puerta” con la mano y “desaparecía”. Corría con mi secreto y mi alegría hasta el último rincón del patio de mi casa, y siempre en el mismo lugar, debajo de un árbol de cedrón, gritaba y reía. Asombrada de estar sola con mi gran felicidad y el recuerdo tan vivo de la niña. Han pasado 34 años desde que viví esa amistad mágica y cada vez que la recuerdo, se aviva y se acrecienta más y más dentro de mi mundo.

PINZÓN, 1950. Fri­da Kahlo

las dos fridas

Este texto es la transcripción de un par de páginas del diario que Frida Kahlo escribió durante los últimos 10 años de su vida. Este relato es de 1950, año que Frida pasaría en el hospital. Pintado en 1939, Las dos Fridas es uno de los cuadros más famosos de la artista. Se trata de un autorretrato doble en el cual una Frida aparece ataviada con un vestido victoriano, mientras la otra lleva vestimenta tehuana.

Etiquetas:

2 pensamientos sobre “El origen de las dos Fridas”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.