80 años de Alí Primera

Hace 80 años nació Alí Primera. Creativo e irreverente, talentoso y militante, el llamado “cantor del pueblo” se volvió sinónimo de lucha en Venezuela. Su cancionero dio una voz al pueblo que desde las catacumbas luchaba por su dignidad.

Perseguido y más tarde silenciado por los gobiernos puntofijistas, Alí Primera sería “rescatado” por Hugo Chávez y la Revolución Bolivariana. En los días de hoy, de los grandes mítines a las reuniones del barrio, el cantautor expresando el combate contra la corrupción, contra las injusticias y, por supuesto, contra el imperialismo.

De fuertes convicciones de izquierda e internacionalistas, Alí Primera dedicó múltiples canciones a las luchas anti-imperialistas en el continente latinoamericano.

Para el «cantor del pueblo», la música y la militancia no eran independientes. Forjado en las catacumbas del pueblo, dio voz a las grandes mayorías venezolanas en su lucha por sus derechos.

Ahora que el petróleo es nuestro

Oriundo de Coro y habiendo vivido cerca de la refinería de Paraguaná, el cantautor desde temprano estuvo consciente de la importancia del petróleo y su impacto en la sociedad venezolana.

Techos de cartón

Alí Primera creció en el seno de una familia muy humilde. Como tal, muchas de sus canciones reflejan la realidad del pueblo de la ciudad y del campo, olvidado y vilipendiado por las élites del país.

No basta rezar

“Vamos de una vez. ¡Revolución temprano, tenemos que hacer!” Con este tema presentado en el Festival de la Canción de Protesta en Mérida (1967), Alí Primera ganó reconocimiento a nivel nacional. Siempre reflejó las luchas populares en su producción, que llamaba “la canción necesaria.”

Tin Marín

Las décadas de 70 y 80 fueron de gran efervescencia en la esfera cultural, que se convirtió en un frente de lucha importante contra el neoliberalismo que se implantaba. En “Tin Marín,” Alí rindió homenaje al Grupo Madera después del trágico accidente del Orinoco en 1981.

Mujer del Vietnam

Otra característica del cancionero de Alí Primera es su vocación internacionalista (ver pieza interactiva). De El Salvador a Paraguay, de Nicaragua a Vietnam, el artista venezolano cantó a los pueblos que confrontaban el imperialismo.

Vamos gente de mi tierra

Alí Primera falleció en un (sospechoso) accidente de tránsito en 1985. Olvidado por los gobiernos adeco-copeyanos pero vivo en la lucha, Primera “renació” con la Revolución Bolivariana, acompañando marchas y mítines del pueblo que por fin asumió un papel protagónico.

Redacción: Ricardo Vaz. Diseño gráfico: Kael Abello.

Comparte

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.