Pakistán: una historia de cultura y religión

Pakistán es un país famoso más por su extremismo religioso que por diversidad geográfica, histórica y cultural. Mi país obtuvo la independencia del gobierno británico gobernante y de la población Hindú mayoritaria en 1947 y desde entonces ha librado tres guerras importantes, ha visto tres leyes marciales, experimentado una agitación política interminable (que sólo parecía terminar en 2008 cuando el primer gobierno elegido democráticamente completó su mandato en 2013 y fue reemplazado por otro gobierno elegido democráticamente) y una larga guerra de lucha contra el terrorismo. Pero la historia de mi país comienza desde el 5500 a. C. con el ascenso de la civilización hindú; luego trasciende a Taxila(1) y trasciende a Kartar Pura, que es el lugar de origen del Sijismo (2)

En este momento, mientras estoy sentada en una piedra cerca del lago del campus de la universidad, si cierro los ojos el primer recuerdo que viene a mi mente es de la casa de infancia en la ciudad de Mirpur donde todos los primos, tanto los primeros como los lejanos, vivían juntos bajo la supervisión de nuestro único hermano mayor, nuestro Bhai (en urdu significa hermano) que, después de completar su educación, estaba trabajando con el gobierno. Ahora, cuando lo relaciono con la clase Cultura de China, entiendo perfectamente la analogía de los árboles que se vuelven altos y benefician a todos con su sombra. Por lo tanto, esa casa es el ejemplo perfecto de una sociedad cultural colectiva donde la responsabilidad de un primo mayor era la educación de todos los hermanos y primos más pequeños que respetaban su autoridad.

«Allí, las casas nunca tuvieron muros fronterizos; los patios siempre se consideraron una propiedad compartida»

El segundo recuerdo es cuando solía visitar nuestro pueblo. Allí, las casas nunca tuvieron muros fronterizos; los patios siempre se consideraron una propiedad compartida. Todos los niños del pueblo jugaban en los campos de maíz durante el día y sus padres y madres nunca se preocuparon por su seguridad. Recuerdo claramente que mi madre, Ammi Jee, jamás intentó saber dónde me encontraba durante el día. Mientras que ahora mi sobrina de 4 años no tiene esta libertad. Ahora, todas las casas en el pueblo tienen un muro fronterizo. Ahora, rara vez cualquier primo lejano vivirá en tu casa.

¿Cómo tienen lugar estas transiciones? Empecemos por mi abuelo, que era el más joven de dos hermanos y tenía tres hermanas. Al igual que mi casa de la infancia, también vivían con todos los primos lejanos en Jammu (una ciudad de Cachemira que administra India) bajo la supervisión del hermano mayor de mi abuelo, que en ese momento estaba trabajando allí como subinspector y asumió la responsabilidad de educar a todo el clan. Allí, mi abuelo demostró ser atípico y en vez de completar su educación superior, se unió al Ejército.

Casarse en mi cultura era y es un asunto familiar; los lazos familiares podrían fortalecerse o destruirse por asuntos como este. Es así como el matrimonio se organizó de manera que lograra extender a la familia entre diferentes aldeas. Este fue el hecho por el que sus dos hermanos mayores, a pesar de tener un alto nivel educativo, se casaron dentro de la familia honrando la voluntad de sus ancianos. En este caso mi abuelo también demostró ser divergente, ya que se enamoró de su prima materna, ¡suertudo él! Si hubiera sido alguien fuera de familia, esta historia habría sido completamente diferente. Este primer matrimonio amoroso sacudió los cimientos de toda la familia, pero como era un caso entre dos familias, este pecado fue fácilmente perdonado ya que este matrimonio ayudó a fortalecer los lazos familiares con un pueblo ancestral muy distante, ambos en sucesión de generaciones y en antigüedad.

«El hermano mayor de mi abuelo fue martirizado en combate, y el resto de los primos también perdieron la vida»

Poco sabían en el resto del clan Jammu lo que les deparaba cuando se enfrentaron a la masacre de Jammu de 1947 (3) en medio de la lucha por la independencia. El hermano mayor de mi abuelo fue martirizado en combate, y el resto de los primos también perdieron la vida; sólo dos niños fueron capaces de escapar y regresaron para contar la historia al resto de la familia. Este fue un gran revés para todo el valle, ya que todo el lote que había recibido una educación escolar fue aniquilado durante una noche.

Recuerdo que había tres hombres casados que perdieron la vida en la masacre de Jammu y sus jóvenes viudas pasaron toda su vida llorando por su muerte, viviendo sus vidas en plena conformidad con la cultura de la época. Me pregunto por qué nunca se volvieron a casar. Aunque la doctrina del Islam alienta el nuevo matrimonio (4) la cultura de ese tiempo dictaba que «cuando entras en la casa de tu esposo, sólo tu funeral puede salir de allí»; en términos prácticos, la cultura siempre reemplaza a la religión. ¿Quién hubiese sabido en ese momento que sólo dos generaciones después las mujeres de la familia tendrían voz propia para divorciarse y volver a casarse bajo su libre consentimiento?

Dicen que las niñas recién nacidas fueron enterradas vivas en el mundo árabe antes del advenimiento del Islam, que liberó a los árabes de esta brutalidad. Pero los musulmanes de mi valle no estaban libres de este bagaje: las niñas seguían siendo vistas como una carga y los padres lloraban ante el nacimiento de una hija. Una vez más, mi abuelo también demostró ser diferente en este sentido: celebró el nacimiento de sus tres hijas para que siempre fueran bienvenidas a quedarse en su casa incluso después de casarse. De hecho, le hizo una casa cerca de la suya a su querida hija menor para que pudiera vivir frente a sus ojos. Un movimiento que fue reprendido por toda la familia, pero mi abuelo no estaba entre las personas que se preocupaban mucho por las opiniones de los demás.

«Esta red entretejida de matrimonios de primos es tan compleja que cada primera persona en la familia era de alguna manera mi primo-hermano»

Todos los matrimonios entre este segundo nivel de la generación también tuvieron lugar dentro de la familia. Esta red entretejida de matrimonios de primos es tan compleja que cada primera persona en la familia era de alguna manera mi primo-hermano. Incluso la esposa de mi tío materno del linaje de mi padre es mi prima-hermana, pero también es mi tía; y así, esta compleja relación continúa con mis primos que por un lado son mis primos y por otro soy su tía. Incluso entre estos matrimonios de primos, mi padre se casó por amor como mi abuelo. Cuando los ancianos estaban decidiendo casar a mi madre, mi Mamá jani, con el hermano mayor de mi padre, él mostró su interés por ella y así fue como mis padres se casaron.

Como mi padre, al igual que su padre antes de él, nunca persiguió una educación superior y se fue a los Emiratos Árabes Unidos para probar suerte. No dejó a su esposa atrás y así mi Mamá jani se convirtió en la primera mujer de la familia que viajó fuera del país y se fue al extranjero a vivir con su marido; así fue como fui concebida 6 años después del nacimiento de mi hermana mayor.

«Más tarde, se convirtió en la primera niña de la familia que viajó sola a otra ciudad para estudiar medicina y finalmente se convirtió en doctora»

Ahora, la historia de mi hermana mayor es un punto de giro importante que cambió el curso de la historia en la educación de las niñas en nuestro valle: cuando mi hermana era joven comenzó a ir a una escuela local en nuestro pueblo. Durante el recreo tuvo una pelea con otra niña, pero esta pelea se convirtió en un motivo de vergüenza para ambas familias por lo que la hermana mayor de mi madre, mi Ammi jee, que vivía en Mirpur, intervino y decidió que mi hermana mayor ya no estudiaría en esa escuela y ella iría a una escuela en la ciudad. Así fue como mi hermana se unió a la liga de la casa de mi infancia donde todos los primos vivían juntos para ser educados (cómo fue que casa se convirtió en la mía es un giro diferente que será explicado luego). Más tarde, se convirtió en la primera niña de la familia que viajó sola a otra ciudad para estudiar medicina y finalmente se convirtió en doctora. Un paso por el que mi padre tuvo que luchar con todos los miembros del clan y, sin embargo, allanó el camino para que otras chicas fueran a estudiar.

Durante su viaje y siguiendo la costumbre, mi hermana también se comprometió dentro de la familia después de terminar su educación media. Sin embargo, cuando mi padre vio que sus estudios tomarían más tiempo y los miembros de la familia lo presionaron para que casara a su hija, tomó otro movimiento osado y rompió el compromiso. Se enfrentó con valentía al reproche de la familia, pero no vaciló ni una vez.

Como mi padre creció en una casa donde vio a su padre mostrar mucho amor y respeto por su esposa e hijas, adoptó los mismos valores. No sólo creció amando a su madre y hermanas, sino que también amaba mucho a su esposa y a sus tres hijas hasta el nivel en el que su único hijo a veces se sentía celoso. Su respeto por las mujeres no se limitaba a su familia nuclear, sino que también respetaba a su prima hermana y única hermana mayor de su esposa, mi Ammi jee.

«Es así como en lugar de Esha Zahoor (Zahoor es el nombre de mi verdadero padre) me convertí en Esha Iqbal»

Este respeto por los ancianos y por la familia extendida es la única explicación lógica con la que puedo hablar de mi historia de adopción: Sí, eventualmente fui adoptada por mi tía materna. La narración de mi adopción que me fue dada fue que mi madre visitó la casa de su hermana conmigo y mi hermano menor y de camino a casa, mi propio primo-hermano, mi Bhai, quien había tomado la responsabilidad de la educación del resto de la familia, me alejó de mi madre y me llevó hacia otra habitación, en señal de que esa sería mi nueva casa y mi nueva familia. Mi madre volvió a casa llorando. Es así como en lugar de Esha Zahoor (Zahoor es el nombre de mi verdadero padre) me convertí en Esha Iqbal.

Lo interesante es que mi padre respetó esta decisión y nunca tomó ninguna acción, pero continuó proporcionando los gastos de mi manutención y educación. Cuando lo analizo desde la perspectiva de la cultura tiene perfecto sentido: ¿Cómo podría mi madre, Mamá jani, objetar delante de su hermana mayor, Ammi jee, que no tenía hijos propios y cómo podría mi padre ir contra su esposa o su prima-hermana mayor? ¿Qué habrían dicho los miembros de la familia? Así es como mi madre biológica se convirtió en mi Mamá jani, mientras que la madre que me adoptó y tuvo una profunda influencia en mi personalidad se convirtió en mi Ammi jee.

«(…) mi Ammi jee, quien tenía una vida insatisfecha y sin hijos, se convirtió en una filántropa y cuidadora natural de toda la familia»

Mi Ammi jee se casó con uno de sus primos maternos a una edad muy temprana, Muhammad Iqbal, quien pasó toda su vida en Inglaterra y nunca intentó llevarla con él. Este matrimonio forzado era también uno de los bagajes culturales que pesaba sobre sus hombros y que no pudo aceptar hasta sus últimos días; falleció en 2013. Sin embargo, toda mi vida he visto a mi Ammi jee sirviendo fielmente a su familia. Hasta el punto en que mi Bhai, el primo-hermano de mi casa de infancia que finalmente ayudó en mi adopción, era en realidad el sobrino del Sr. Iqbal a quien Ammi Jee acogió generosamente y ayudó en su educación. Por lo tanto, mi Ammi jee, quien tenía una vida insatisfecha y sin hijos, se convirtió en una filántropa y cuidadora natural de toda la familia. Acogió a todos los primos-hermanos en su casa para educarles. Todos aquellos que se enfermaron en algún momento en el pueblo se quedaron en nuestra casa en Mirpur.

Al hacer esto no sólo fue capaz de vivir una vida contenta a pesar de su desgracia, sino que esto también le hizo ganar un estatus muy poderoso dentro de la familia. Todos respetaban sus decisiones y se le consideraba la jefa de delegación en todos los consejos familiares convocados para tomar decisiones importantes sobre matrimonios y resolver conflictos entre los miembros de la familia. Se convirtió y sigue siendo la dama de hierro de la familia y me siento bendecida de haber sido elegida para ser su hija. Mi nombre Esha Iqbal está en contra de las doctrinas del Islam, es decir, un niño debe ser llamado por el nombre de su padre biológico para proteger su identidad (5) pero mis padres lo hicieron sólo para darle a su hermana la felicidad de tener su propia hija.

«(…)volví a la casa de mis verdaderos padres para continuar mi educación, ya que era un sueño que mi Ammi jee había plantado profundamente en mi corazón»

Para fortalecer aún más las relaciones, Ami jee casó a Bhai con la hija de su hermano mayor. Pero esta decisión estratégica no resultó bien, ya que su nuera, su propia sobrina, se puso celosa del respeto que él le dio a su tía y finalmente condujo a la separación de nuestra familia. Debido al matrimonio, se mudaron a la casa de Bhai pero luego, con la dignidad intacta, mi Ammi Jee volvió a nuestro pueblo y renovó la vieja casa. Luego, volví a la casa de mis verdaderos padres para continuar mi educación, ya que era un sueño que mi Ammi jee había plantado profundamente en mi corazón porque cuando era niña no fui una estudiante muy brillante.

A partir de aquí mi historia personal comenzó a ganar un poco de impulso y empecé a lanzar pequeños piedritas en el agua cambiante de nuestra cultura. Cuando tomé la decisión de lograr la admisión en la universidad más importante de Pakistán en la ciudad capital de Islamabad, mi padre me apoyó. Para mis pasantías de último año, decidí hacer un proyecto con una ONG en la zona más remota de Cachemira, donde ni siquiera teníamos teléfonos para conectarnos con casa. Mis dos madres estaban en contra de esto, pero mi padre permitió que su hija estuviera allí por un mes con un montón de extraños. Incluso viendo esto con los lentes de la cultura puestos, hasta el sol de hoy sigo sin poder explicar cómo tomó esta decisión. Para entender su dilema cultural permítanme explicarles lo difícil que fue para él: cuando regresé después de un mes y vino a recogerme con mi tío materno, yo estaba muy emocionada de contarle las historias del lugar, pero me dijo que me quedara callada respecto a mi viaje. Me di cuenta más tarde de que mi viaje se mantuvo en secreto, incluso de mi tío materno. Después de todo, ¿quién podría enviar a su joven hija con extraños a un lugar desconocido? Tenía 22 años para ese momento.

«Las mismas personas que una vez hablaron mal de mi padre ahora lo respetan profundamente.»

En 2012 obtuve una beca para ir a Estados Unidos por tres semanas, y así me convertí en la primera chica de la familia en viajar al extranjero con fines educativos. El continuo apoyo de mi padre a sus hijas ayudó a los otros miembros de la familia a dar esta independencia a sus propias hijas. Ahora, después de años, a otras dos chicas de la familia también se les permitió ir a estudiar a otra ciudad del país. Las mismas personas que una vez hablaron mal de mi padre ahora lo respetan profundamente.

Mientras estoy sentada en China escribiendo esta historia, todavía me falta narrar un relato más en este viaje de transformación. En 2016, estaba trabajando en Lahore; una ciudad diferente de mi ciudad natal. Mi Ammi jee pensó que era tiempo de que me casara porque ahora ya tenía 27 años. De la noche a la mañana se descubrió a un primo lejano y me pidieron que me encontrara con el caballero para decidir. En sus mentes era, otra vez, algo nuevo en nuestra cultura que una chica se le permitiera conocer al chico y que se le diera la opción de decidir. Este gesto más tarde resultó ser un símbolo diplomático porque la decisión terminó por serme impuesta. Le dije a mi padre que no estaba cómoda casándome con este completo extraño. Me aseguró que todo pasaría como yo lo quisiera. Una cosa que dijo fue «sólo habla con tu Ammi jee». Tres mujeres poderosas de mi familia, Ammi jee, Mama jani y mi hermana (que ganó el poder cuando se convirtió en la primera doctora de la familia) jugaron un papel importante y, a pesar de mi resistencia de un mes, terminé firmando el contrato matrimonial.

«Una vez más, la cultura ganó sobre la religión»

Mientras recuerdo ese día, sólo puedo entender con una perspectiva cultural cómo y por qué mi padre, que me apoyó toda la vida, terminó traicionándome. Tenía la presión no sólo de su familia, sino también de las mujeres de su propia casa. Cuando todos los invitados estaban reunidos en nuestra casa, ¿Cómo podría magullar el honor de mi padre diciendo «no»?, independientemente del hecho de que la doctrina del Islam me diera derecho a decir que no y a elegir un compañero de mi propia elección (6) Una vez más, la cultura ganó sobre la religión y fue esta cultura la que me golpeó en la cara tan fuertemente que no pude comprender cómo una chica educada podía hacerse esto a sí misma.

Estaba rota e infeliz con esta relación impuesta que no se consumó al momento porque sólo había firmado el contrato y no me mudé a su casa con él. Sabía que no era tan fuerte para vivir con esta esclavitud como Ammi jee así que pedí el divorcio. Mi familia estaba conmocionada.

Los eventos que ocurrieron a partir de ese hecho no fueron nada agradables, y después de una fuerte lucha que duró año y medio, me divorcié el 8 de octubre de 2017 ahora sí con la ayuda y el apoyo de mi familia y mi padre que para entonces estaban de mi lado y me apoyaron plenamente. Después de cerrar este brutal capítulo, estaba claro que nunca me inclinaría de nuevo a tal presión, pero también estaba claro que no tenía ninguna libertad para imponer a un compañero de mi elección en ellos.

«Como el matrimonio no es entre dos personas sino entre dos familias, determinar la compatibilidad familiar fue crucial»

Una vez más, esta decisión tuvo que ser implementada utilizando maniobras culturalmente apropiadas. Con la ayuda y el apoyo de mi hermana mayor presenté a mi familia a uno de mis colegas que vivía en otra ciudad, era de otro sistema de castas y era 3 años más joven que yo. Primero mi hermana y Mamá jani conocieron al tipo para ver si era apropiado para mí. Luego se lo confiamos a Ammi Jee y Papa Jani. Luego, tomó casi dos años para que ambas familias se encontraran de ambos lados. Como el matrimonio no es entre dos personas sino entre dos familias, determinar la compatibilidad familiar fue crucial. Finalmente, me comprometí en agosto de 2019. Es muy fácil de decir con palabras, pero sé hasta dónde mi familia tuvo que llegar para tomar esta decisión; desde matrimonios entre primos hasta dar su consentimiento a una familia de otro sistema de castas.

El mundo observa un evento de forma aislada y lo etiqueta como opresión contra las mujeres. ¿Puedo acusar a mi padre y a mi familia por ese matrimonio forzado? No. Por buena parte de mi vida, mi Ammi jee, mi padre, mi Mamá jani y mi hermana han sido y siguen siendo los pilares más fuertes de mi historia y seguiré ganando fuerza a partir de su presencia en mi vida. En apenas tres generaciones, vi el cambio cultural que implica respetar a las mujeres, la educación superior para las mujeres y la flexibilidad de elegir compañeros de vida. Esta historia es mi historia personal de lazos familiares y de parentesco, relaciones de género, cultura y religión, y cómo cambiaron mi vida para siempre. Me hizo fuerte y me dio sabiduría: para cambiar la cultura necesitas tener paciencia y comprensión en lugar de ser imprudente y directa.

Texto: Esha Iqbal. Ilustraciones: Deisa Tremarias. Edición, corrección y traducción: Sahili Franco. Diseño Gráfico: Juan Miguel Hernández y Kael Abello

NOTAS

  1. Puri, B. N. (2020, April 3). Taxila. Retrieved from Encyclopedia Britannica. UNESCO . (1980). World Heritage List.
  2. Regan, H., Saifi, S., & Suri, M. (2019, November 8). India-Pakistan ‘peace corridor’ opens Sikh temple to tourists. CNN.
  3. Fareed, R. (2017, November 7). The forgotten massacre that ignited the Kashmir dispute. Aljazeera.
  4. Al Quran Capítulo 2: versículo 234.
  5. Íbid. Capítulo 33 Versículo 5.
  6. Islamic Relief Worldwide. (n.d.). An Islamic perspective on Forced and Child Marriage. Islamic Relief Worldwide.

2 pensamientos sobre “Pakistán: una historia de cultura y religión”

  1. Una belleza de historia, una ventana a una cultura que nos es distante. Una forma sencilla de dar una clase sobre el cómo luchan las mujeres no occidentales. Gracias!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.