El programa espacial soviético

Con un territorio devastado por la Segunda Guerra Mundial, y atrapada en una carrera armamentista en plena Guerra Fría, la URSS se recompuso de forma notable. Más allá de sus fronteras, aunque siempre priorizando su seguridad, la Unión Soviética jugó también un papel clave en la lucha anti-colonialista que tuvo campos de batalla por todo el mundo en la posguerra. Sin embargo, hay otra área donde la experiencia soviética trajo grandes avances para la Humanidad: su programa espacial. Tan sólo 12 años después de la victoria en la guerra, el pueblo soviético estaba rompiendo barreras en el espacio. 

En 1957 se lanzó el primer satélite artificial, el Sputnik I. El hito abrió paso a rápidos avances, como el primer ser vivo enviado al espacio (Laika), acercamientos a la Luna y una sonda enviada a Venus, hasta el gran triunfo hace exactamente 60 años: Yuri Gagarin se convirtió en el primer hombre en el espacio exterior cuando su cápsula Vostok I cumplió una órbita completa del planeta. Dos años después, Valentina Tereshkova sería la primera mujer en el espacio. Las tres décadas posteriores trajeron otros grandes avances, desde las sondas a Marte al establecimiento de estaciones espaciales.

En la cronología que sigue, repasamos los principales logros y las conquistas soviéticas en la exploración espacial.

La caída de la URSS trajo grandes cambios. El programa espacial soviético dio lugar al Roscosmos, y el carácter pionero se fue perdiendo. Pero aún con sus fallas, grandes sacrificios y pérdidas de vidas humanas, esta epopeya estuvo repleta de éxitos y contribuciones fundamentales para el avance de la ciencia y de la tecnología. Más aún, el programa no tenía una visión del espacio como otro frente para la acumulación capitalista, o un terreno recreacional para las élites, sino de progreso y bienestar para todo un pueblo y para la Humanidad.

Yuri Gagarin así lo planteó en un texto escrito en ocasión del 50 aniversario de la Revolución de Octubre:

“Si los hombres progresistas unen sus esfuerzos, estoy convencido de que la Humanidad construirá los primeros escalones hacia el Espacio, tal vez hacia Marte. Esta domesticación del Cosmos, realizada en un clima de amistad, traerá ventajas infinitas también en el plano terrestre, por ejemplo en materia climática.

Ilustraciones: Valentina Aguirre. Diseño de infografía e investigación: Kael Abello. Textos: Ricardo Vaz. Corrección: América Rodríguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.