El Maizal en Simón Planas, semilla de la ciudad comunal

I


De salida a El Maizal

En una reunión del Frente Cultural de Izquierda (FCI), a la que Tamy me invita, me consigo con Tato, y la comuna El Maizal sale rápidamente en la conversación. Comentamos de las próximas primarias internas del Partido Socialista Unido de Venezuela, y cómo Ángel Prado es precandidato a alcalde. También hablamos de lo que pasó en el 2017, cuando por entresijos legales, ganó las elecciones municipales, pero se le fue negada la posibilidad de asumir el cargo.

Tato me dice “vente con nosotros para El Maizal”. La salida sería la semana siguiente y en ese momento sentí que debía cumplir esa tarea, saber lo que significaba vivir aquello, y contarlo como pudiera. Lo conversé con mi gente de Utopix, con mi compañera y dispuse de todo para poder dejar arreglado lo que tuviera pendiente para estar en Simón Planas durante ese par de semanas.

El 3 de agosto, estábamos agarrando hacia el terminal de La Bandera en Caracas, alrededor de las 9:00 en la moto de Tato, me pasó buscando por el apartamento donde vivimos. Me preocupaba la poca batería que quedaba en el lápiz de dibujo de la laptop, lo único que no había podido terminar antes de la fecha del viaje era la ilustración para el calendario Memoria y Lucha 2022, pero esa preocupación se desvaneció cuando Tato me comenta que ninguno de los dos teníamos cédulas de identidad porque se las habíamos dejado a Carlos, otro compañero del FCI para que intentara comprar pasajes más económicos temprano en la mañana. Carlos había tenido que irse rápidamente del terminal sin esperarnos porque su difunta abuela sería enterrada ese día y se había llevado nuestras cédulas. Me preocupé, pero Tato me explicó que si teníamos cualquier documento que nos identificara no habría problema

Cuando íbamos tomando el paseo Los Próceres a la altura del “skatepark”, la moto se queda accidentada sin posibilidades de volver a arrancar. Por fortuna el FCI es una organización preparada y Jhosy estaba en el terminal esperándonos previendo cualquier eventualidad, y se quedó con la moto a esperar ayuda mientras nosotros seguíamos al terminal para agarrar el autobús a Barquisimeto, capital del estado Lara. Logramos tomar el autobús de las 11:00, que terminó saliendo a las 12:00. De camino alcabalas de la Policía y la Guardia Nacional detuvieron al autobús en un par de ocasiones y la afirmación de Tato resultó ser cierta, al parecer la escasez de cédulas en el país ha hecho a las autoridades más flexibles al respecto. A parte de nuestros intercambios con la autoridad, y algunas conversaciones marginales, intentamos ponernos a corriente en estado de las cosas en el municipio Simón Planas y el movimiento comunero de la zona.

A continuación, una sistematización de esa conversación y ciertas fuentes bibliográficas a las que acudí para poder describir mejor esta experiencia:

II


El Maizal y las comunas

En Venezuela, al este del estado Lara, haciendo frontera con los estados Yaracuy y Portuguesa, se encuentra el municipio Simón Planas. El estado Lara tiene una larga historia de luchas populares, y el municipio Simón Planas no es la excepción, en las minas de Buría fue donde Miguel I de Buría, el Negro Miguel, lideró en 1552 la primera rebelión de esclavos contra las autoridades españolas. Posteriormente durante la segunda mitad del siglo XX, esta zona sería el escenario de una ferviente actividad revolucionaria campesina y guerrillera.

Además de la historia rebelde de este territorio, existe desde hace años un resurgimiento del movimiento comunal en la zona. La comuna El Maizal es una de las que se encuentra dentro del territorio de este municipio, y es la punta de lanza para la conformación de la Ciudad Comunal junto a otras comunas como: Lanceros Atures, Sarare, Uvencio Querales, El Milagro, Negra Hipólita, Armando Bonilla, Ezequiel Zamora y Negro Miguel, entre otras,

La comuna El Maizal surge en el 2009 como una expresión de la política de Hugo Chávez y el proceso bolivariano al realizarse la ocupación de unas fincas que habían sido expropiadas a un grupo de terratenientes. El 5 de marzo de ese año, el mismo comandante Chávez iba camino a inaugurar un peaje entre Lara y Portuguesa, cuando lo aborda un grupo de personas que acababa de ocupar una finca de un terrateniente, y querían ser escuchados, la comitiva se detuvo, Chávez conversó y acompaño en la toma de la tierra. Meses después volvería a El Maizal, para decir que en la comuna es donde se debía parir el socialismo.

Desde entonces el movimiento comunero de Simón Planas ha pasado por varias etapas, experimentando un modelo de producción y organización que busca ser germen de socialismo en Venezuela. En los primeros años se ensayan iniciativas, se forma la sala de batalla, comienza el contacto entre Consejos Comunales y se dan procesos de formación ideológica. Más adelante, entre los años 2012 y 2014 se profundiza en la legitimación de las instancias organizativas, se registra oficialmente la comuna con la Carta Fundacional, se crea el parlamento comunal y se fundan las primeras unidades de producción de propiedad directa.

El movimiento comunero toma una dirección determinada de luchar contra el latifundio privado y público, teniendo como hitos clave la ocupación y toma de las Casas de cultivo en 2014, y de la empresa del estado “Porcinos del Alba” en 2016.

La acumulación de fuerzas en el territorio permite que el movimiento comunero dé pasos hacia la consolidación de la Ciudad Comunal. Simultáneamente comienza a trabajarse en la participación directa en organismos oficiales del Estado. Ángel Prado, líder comunero, es elegido como diputado a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), y en diciembre del mismo año, Prado gana la alcaldía con la tarjeta del Partido Patria Para Todos (PPT), pero es inhabilitado por la misma ANC para asumir el cargo, y es proclamado Jean Ortiz como alcalde del municipio Simón Planas, del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Sin embargo, este revés con el poder del Estado no hace que detenga el avance del movimiento comunero, en 2017 se toma “Torrellero”, la antigua Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado, en 2018 se toma la Aldea Bolivariana dependiente de la Universidad Bolivariana de Venezuela, se adquieren los terrenos para la unidad de producción Hugo Chávez Frías y la comunera Luisimar López es elegida diputada del Consejo Legislativo en el estado Lara. En 2019, décimo aniversario de la comuna, se realiza la Décimo Tercera Batalla Productiva Obrera, del Ejercito Productivo Obrero (EPO), donde participaríamos como Utopix y de lo cual derivaría nuestra participación en el cartel del décimo aniversario de la comuna y el emblema del EPO con el primer Logotopia, procesos que inaugurarían nuestro trabajo con ambas organizaciones.

El emblema de la Unión Comunera

En el 2020, comienzan los esfuerzos de varias comunas de Venezuela en organizarse en torno a  la Unión Comunera. Esta unión permitirá una mayor articulación política y contribuirá a favorecer el engranaje productivo. La Unión Comunera dará una mayor perspectiva al trabajo que se organiza desde El Maizal y el movimiento comunal del municipio Simón Planas.

Este mismo trabajo llevaría a las bases populares del municipio a instar a Ángel Prado a postularse como candidato a alcalde para las elecciones primarias del PSUV. La propuesta se formaliza y se abre una nueva etapa en la comunalización del territorio.

III


Golpe de Timón

o como hay una disputa dentro del chavismo

Después de unas cinco horas de viaje, llegamos a Barquisimeto, y nos quedamos en un paseo donde podíamos agarrar un taxi, porque debido a la hora era poco probable que consiguiéramos autobús hacia donde íbamos. Tomamos el taxi hacia Cabudare, donde esperaríamos en casa de “Bola”, un compañero del movimiento comunero. Como es costumbre el taxista nos contó parte de su vida, y tuvimos un altercado por el estado del billete con el que estábamos pagando, terminé haciendo un pago móvil. Nos bajamos en una casa con un terreno amplio. En el frente de la casa estaban varios adultos conversando, saludamos, nos presentamos, y aproveché el momento para pedir un lugar para cambiarme, ya que me había percatado que mi pantalón se había roto en la entrepierna, probablemente cuando subí a la moto al inicio de nuestro viaje. “Bola” nos recibió con calidez, y nos puso platos con par de arepas de carne mechada con queso llanero que sabían a gloria, aunque tuve que terminar la segunda arepa de manera apresurada, porque ya había llegado el bus que venía de la actividad de campaña en Buría y que nos dejaría más cerca de un lugar para pasar la noche.

En el bus Tato me presentó algunas de las personas que vería en los días siguientes al calor del cierre de campaña y las elecciones primarias: Daniel Suárez, coordinador de comunicaciones del movimiento comunero; Elisa Peña, militante del movimiento comunero; Yohander Pineda, dirigente del Banco de la Comuna.

En casa de Yohander estuvimos un rato, tomamos agua y café; nos comentó por encima el estado actual de la logística de cara a las elecciones primarias. El principal problema era la gasolina. En Venezuela, especialmente fuera de Caracas, la gasolina es un bien que escasea o puede caer en manos de mafias, como parece ser el caso de Simón Planas. Todo el combustible que puede conseguir es en divisas al doble del precio internacional, esto cobra aún más relevancia en un municipio en el que no existe transporte colectivo de ningún tipo. De cara a las elecciones la movilización de la militancia y los votantes iba a ser compleja.

Nos quedamos esa noche en Cacho e’ Plata, en los predios de El Maizal, Yohander nos llevó en carro hasta la entrada de El Maizal. y de allí nos fuimos caminando con un compañero comunero hasta la casa donde dormiríamos, aproveché la noche para terminar la ilustración sobre el levantamiento campesino en El Salvador para el calendario y aunque el lápiz se quedó sin batería, pude terminar la ilustración, y Kael me ayudó a darle los toques finales en la paleta de colores.

El 4 de agosto comenzamos temprano. Hicimos arepas y café, nos preparamos y salimos hacia la casa de Ángel Prado. al llegar nos encontramos con Carlos David, de la Unión Comunera, hasta que se nos unió Ángel, conversamos un rato, nos contó de la situación de pobreza que hay en Buría, lo consternado que estaba de ver a una familia con 5 hijos, a los que la abuela los mantenía dormidos todo el día para que no jodieran, son las realidades de un país de la periferia en asedio, y que de alguna forma la comuna se plantea cambiar. Jennifer Lamus, dirigente de la comuna en las áreas de ganadería y siembra saludó y salió rápidamente, el ritmo en Simón Planas suele ser frenético, y a cuatro días de las elecciones primarias este se aceleró aún más. Tato se fue en moto hacia Sarare, y yo quedé con Carlos David, caminamos hasta la entrada de los predios de la comuna, donde un camión de gas gestionado por El Maizal nos dio la cola hasta El Motor, en La Miel, me quedé allí para encontrarme con Luis Gaspar, miembro del equipo de comunicaciones, y Carlos siguió para Sarare.

Había una reunión en un club privado cuyo dueño lo presta para actividades del movimiento comunal, se estaba organizando la movilización al acto de cierre de campaña en Sarare al día siguiente, la logística y el transporte eran los temas principales. Todas las intervenciones fueron sumamente operativas, y en poco tiempo ya estaba todo acordado.

Una vez terminó la reunión, Daniel Suárez, Luis Gaspar y yo, fuimos a casa de Luis a trabajar, aproveché para compartirle algunos fundamentos de comunicación visual a Luis, diseñé una propuesta de diseño para la consigna Huracán Comunero, y un par de imágenes para Medios Sociales que Luis pudiera usar como referencia. Luego llegó Lana Vielma, también del equipo de comunicaciones, y todos me comentaron el estado actual de la campaña, lo que se esperaba para las elecciones primarias, en todos los espacios se reitera una marcada decisión de luchar contra el oportunismo y la burocracia. Esa noche me quedé en donde Lana, que vive con su madre en una casa grande y acogedora.

El 5 de agosto fui con Lana a la panadería comunal Lanceros Atures, donde conocí a Mariela, coordinadora de la panadería y vocera de la comuna, allí me contaron de la comuna Lanceros Atures, conformada por 15 consejos comunales y que estaba en plena restauración. Hacía solo 6 meses que se había renovado el parlamento comunal. Comimos pan de queso y fuimos a la reunión que tendría Ángel con la gente de La Miel en la cancha techada.

Mientras esperábamos que comenzara Lana, Mariela y yo formamos con granos de Maíz las palabras “Comuna o Comuna”, un puño y un par de estrellas de cinco puntas. Luis Gaspar llegó al sitio y estuvimos conversando, mientras estábamos allí escuchamos de alguien que había tenido un ataque de convulsiones, resultó ser la hermana de Mariela, quien salió disparada en una moto que consiguió, luego tuve la percepción de que los ataques de convulsiones eran algo frecuente en la zona, por suerte la hermana de Mariela se recuperó rápidamente, y ella pudo regresar a la actividad. Ángel llegó saludando a la gente, y a pesar de que no se habían acercado todos los convocados, los ánimos estaban altos, la reunión comenzó con Lana dando una serie de consignas, para dar paso a Ángel, quien dio un discurso breve, pero sentido, cómo planeaba trabajar una vez asumiera la responsabilidad de la Alcaldía, y algo que comentaría en intervenciones posteriores, el rechazo a los oportunistas y aduladores.

Una vez terminó la actividad, me fui con Luis Gaspar y Lana, quienes me hablaron de la realidad del municipio, en dos temas clave, transporte y salud. Luis Gaspar me dio su interpretación de la desaparición del transporte colectivo en el municipio, que en su mayoría había consistido de “carritos por puesto”, y con la venida de la crisis económica producto del bloqueo, había dejado de ser posible para los transportistas continuar trabajando, porque si cobraban pasajes en el monto suficiente para mantener los vehículos, la gente no tenía para pagarlos. Lana, estando ya en casa de Luis, me relató una historia terrible, de cómo apenas hace un par de semanas, una compañera había perdido su bebé, producto de la negligencia del precandidato Ortiz, ya que era él quién controlaba el uso de la única ambulancia operativa del municipio, se había llegado al lugar donde estaba la compañera a punto de dar a luz, con un embarazo de alto riesgo, y mandó a retirar la ambulancia cuando reconoció que era alguien del movimiento comunero.

Agarramos una cola con el concejal Herice para el cierre de campaña en Sarare, donde me encontré con las compañeras y compañeros del FCI pertenecientes a la Unión Comunera, Tato, Tamy, Carlos David y Albanys. El ambiente era electrizante, habría alrededor de 1000 personas, a pesar de las condiciones de clima, de alguna forma era revivir los momentos cuando Chávez estaba vivo, la gente estaba a la expectativa, primero hubo un concierto de música popular venezolana, y cantó José Gabriel Álvarez de El Pacto, la que sería la canción de la campaña “Pueblo a la calle”. El acto cerró con el discurso de Ángel Prado, donde habló de su plan de gobierno y bajó de la tarima para conversar directamente con las personas que se encontraban más cercanas.

«Por eso este pueblo debe tomar esa decisión en mayoría de cambiar lo que deba ser cambiado, y de entregarnos esa responsabilidad.»

De allí nos fuimos a una reunión del equipo de Sarare, donde conversaron los temas operativos de cara a los días que quedaban hasta el momento de las elecciones. Esta reunión se realizó en la casa de Luis Araujo y Rosario. Ellos reciben a la gente que viene de fuera del municipio a trabajar con la comuna en su posada. Allí mismo queda la oficina del movimiento comunero en el municipio. En la posada conocí a José Luis, que trabaja desde hace 4 años con la comuna El Maizal; a Chipo y a Belén, que vinieron de Argentina hace dos años y están en Simón Planas apoyando desde hace unos meses con la ganadería y el Banco de la Comuna respectivamente; y a las compañeras y compañeros del Movimiento Sin Tierras, de Brasil, que han tenido un trabajo sostenido desde hace años con el movimiento comunero de la zona. A pesar de que era el cierre de campaña, aún quedaba mucho por hacer hasta el 8 de agosto, de una vez me puse de acuerdo con Belén, que estaba asumiendo la responsabilidad de comunicaciones desde el comando de Campaña, para apoyar en lo que fuera posible.

Ya desde el 6 de agosto se sentía la tensión entre los adeptos del entonces alcalde y precandidato Jean Ortiz y la militancia de la comuna, que apoya a Ángel Prado. El comando de campaña reunido en Sarare termina de ajustar el plan para el día 8. Cada quien tiene su responsabilidad bien definida, y se preparan contingencias para los diferentes escenarios. Se comenta sobre la posibilidad de que sectores cercanos a Ortiz intenten evitar que electores identificados con la comuna puedan ir votar. Aprovecho el tiempo para hacer un par de imágenes que puedan circular por vía digital sin problemas, aunque la campaña haya terminado, una ilustración sobre tener cuidado con el voto asistido y un par de memes es el resultado.

Gerardo llegó de Barquisimeto, nos reunimos con él para coordinar pautas para los equipos de comunicaciones en el tema audiovisual, diseñamos tapas, insert y moscas, y compartimos herramientas de edición móvil. Los ánimos se caldean, del Liceo Alcides Lozada, que es el centro de votación más cercano a la casa de Luis Araujo, llegan noticias que hay un primer intento de posicionarse frente a los centros de votación por miembros del equipo de Ortiz, algunas comuneras y comuneros se acercaron para el mismo centro, pero una lluvia fuerte hizo que todas y todos se replegaran.

Al día siguiente Belén y yo debíamos reunirnos con los equipos de comunicaciones del movimiento comunal, estuvimos esperando un rato por transporte, pero llegó Ángel a la casa de Luis Araujo y nos instó a resolver. Salimos a las afueras de Sarare, donde tuvimos la suerte de que pasara un camión el cual nos dio la cola hasta La Miel. Conversamos con el equipo, les dimos ciertos criterios para la grabación de vídeos y enviamos un pequeño manual para la cobertura para el día de las elecciones. De allí fuimos de regreso a Sarare para hacer lo propio con el equipo de comunicaciones de allí, intentamos agarrar una cola, sin ningún resultado, finalmente tuvimos suerte de que por allí pasara “Mesías” en su moto, para llevarnos a Belén y a mí de regreso. A la reunión de Sarare se acercó Gerardo, pudimos profundizar en el tema audiovisual y en la preparación para la cobertura audiovisual del día siguiente.

La noche del 7 de agosto ciudadanas y ciudadanos comenzaron a agruparse frente los centros de votación. Debido al hecho de haber nucleado los centros, los votantes de Sabana Alta y el Cerrito, en su gran mayoría pertenecientes o simpatizantes del movimiento comunero, fueron asignados a votar en La Miel, en el centro electoral Comedor Atures, recorrieron 7 kilómetros caminando y en cola. Es en la madrugada del 7 al 8 cuando comienza el conflicto, todo para amedrentar a los votantes de la comuna. Rafael Ojeda nos cuenta lo que sucedió.

“Llego un tipo en una camioneta vestido de guardia, y la guardia está adentro, ellos no nos decían nada que eran los que podían habernos dicho algo, llega el guardia y nos dice:

Uniformado: Buenas noches señoras y señores, ustedes no pueden estar allí, si ustedes quieren pónganse para el frente, pero tenemos a los guarimberos atrás, a los que nos quieren sacar.

Rafael: Bueno, es que aquí no estamos causando problema

Uniformado: No, no, sí pero allí no pueden estar.

Rafael: Bueno vamos a hacer una cosa, nosotros no queremos traer problema, no queremos traer conflicto, nosotros nos vamos a poner al otro lado de la pared.

Nos pasamos para el otro lado de la pared, llegó la trucha de guaros que nos querían sacar y se pusieron en el sitio donde nosotros estábamos en la puerta. Y el guardia se montó en el carro y se fue, claro el tipo vino para desorientarnos, ellos buscaron una estrategia para que se prendiera el peo. Pero como siempre hay gente que no es pendeja, hubo un grupo de las chamas que estaban con nosotros y se quedaron, no se pasaron pa’ allá. Una chama que es la que dice que sale rajuñada, y dice ser del PSUV, le cae a coñazos a una chama nuestra y le gritaba que se quitara de allí. La chama nuestra se defendió, allí se abre el primer peo, esa coñaza, eso fue a las 11 de la noche del sábado.

Luchadoras del movimiento comunal

Ellos se replegaron, dirían “Coño la gente es dura, la gente no se salió, coño es dura la vaina”, y nosotros seguimos allí, pero los carajos vinieron otra vez con la gente a metérnolos encima, veo que viene un tipo gordo y veo a Néstor, se paseaban y se paseaban, le digo a Willys, que es una parlamentaria de la comuna El Maizal “esta gente viene por una segunda arremetida. Nagüará se están organizando”

El tipo hizo una rueda como de 50 personas, andaba como si era un pran, con un poco de tipos, armaron otra vez la trifulca; viene una tipa como un toro, y un poco de carajos atrás, la tipa dice – ¡WILYS! ¡¿Quién es Wilys?! ¡¿Y que te gusta pelear?! Le rajuñaste la cara a la otra mujer, ven para que me rajuñes a mí – y yo le digo a Wilys – No caigas en nada, no vayas a salir para allá, quédate quieta aquí, vamos a quedarnos aquí – yo pensaba que los carajos no venían con tanta mala intención, pero no. Empujaron a Wilys y la bicha se viene como un toro, detrás vienen las demás mujeres, la arrinconan y le cayeron a coñazos, y los tipos hicieron una cadeneta para que nadie se pudiera meter, le caen a coñazos a esa mujer en el suelo, y me meto yo en medio, en ese momento me agarra el tipo, empieza a gritar y ¡Pam! ¡Pim! ¡Pum! ¡Pam! Entonces los otros se abren al otro lado a coñacear al todo el que se parara, como hormigas, era mucha gente, yo como puedo me voy, me doy en la rodilla que todavía la tengo cortada, una vez me dan aquí (dice señalándose el ojo) ¡Pam! Y me quedo bizco, me quedé ciego, eso veía azul, negro, no sé, de todos colores. A mí nunca me habían dado un coñazo en la cara, yo he peleado, pero nunca me habían dado un golpe así, pero bueno, cuando puedo abro los ojos y veo que están arrastrando a Wilys por el suelo, Ernesto le dio una patada el suelo, allí fue cuando la agarré con Raúl la separamos y la paramos a un lado.

Cuando ellos vieron que estábamos golpeados, metieron a una gente que no votaba allí, solo para guarimbear. Wilys y yo nos fuimos a la medicatura, formulamos la denuncia, me fui para la casa, yo digo, si me acuesto a dormir pierdo, a las 4 de la mañana regresamos, no tenían casi gente en el centro, para todo el escándalo que habían armado, nosotros nos fuimos organizando a hacer la cola, allí nos fuimos agrupando, ya en ese momento no se acercaban al centro de votación, porque era de día y había más gente y ya habían causado un antecedente.

Como no pudieron acercarse al centro de votación Comedor Atures, la agarraron con Vicente, uno de los pelúos que andaba con Ángel, cuando vieron que Ángel llegó, que a él no lo podían embestir, se llenaron de ira, vieron a Vicente solo y la agarraron con él, nosotros estábamos más abajo, en el Comedor Atures, el centro de votación nuestro, cuando llega alguien diciendo – Epa que están matando a Vicente – ¡muchacho! cuando llegamos allá a ese chamo se lo estaban comiendo, todos los tipos. Allí se formó una trifulca, había uno tipo de ellos que agarró una mujer por los pelos, eso fue horrible, pero los hicimos correr, Vicente logró salir, lo logramos sacar, a estos los arrinconamos.

Eso fue un peo bien arrecho, al pobre Pepe le dieron con una piedra en la cabeza, todo eso fue a las 11 de la mañana del 8, pero de ahí pa’ lante empezó a llegar el gobierno, cambió la situación, si el gobierno no nos blinda allí pudo haber un muerto, no uno, varios, sino varios, menos mal que Ángel se movió y la policía llegó, ellos se dieron cuenta, yo le dije a los policías – gracias a ustedes, si ustedes nos blindan aquí, no va a pasar nada, nos quedamos todos tranquilitos – luego la gente pudo votar tranquila, porque el rollo era con nosotros en el comedor, pero ¡nagüara fue fuerte!. Eso es un desespero muy grande lo que tiene esa gente, lo que están perdiendo allí, el desastre que tenían en esa alcaldía, ellos sabían que nosotros teníamos la gente, ellos tenían la plata, pero nosotros la gente.

Otro campesino que estaba allí escuchando el cuento de Rafael agrega: “es que la gente ya no es tonta olvídate, dame acá que sí que yo voy a votar por Ortiz, y luego van y votan por Ángel”. Él hacía referencia a la información que circulaba de que Ortiz había pagado a muchas personas del municipio para que votaran por él. Si antes las formas y posturas de cada grupo no habían quedado claras, ahora no podían dudarse. Por un lado estaba el movimiento comunero que representa, aún con sus contradicciones, una alternativa real de política para el pueblo en el municipio, en el marco del Chavismo, al menos como se vive allí; y por otro lado el oportunismo, encarnado en esta fracción que había logrado enquistarse en el PSUV y la alcaldía.

En los centros electorales de Sarare hubo tensión, pero nunca escaló ni remotamente a los niveles de lo que ocurrió en La Miel. Los principales problemas se presentarían por una insistencia de los adeptos a Ortiz a que la gente no grabara.

Eran las 12:00 del mediodía, había una actividad intensa en la cual circulaban las denuncias por medios sociales y aplicaciones de mensajería. Se enviaban los vídeos editados por el equipo de comunicaciones y todo el contenido que habían enviado las compañeras y compañeros de los equipos de comunicaciones de la Miel y Sarare, en la que mucho había consistido en la denuncia a los hechos violentos presentados en La Miel. Si que lo esperáramos, del comando de campaña dan la línea de parar todos los contenidos de denuncia.

En la oficina nos quedamos debatiendo el tema, algunos compañeros del colectivo al que pertenece Vicente, todos militantes que tienen años trabajando con el movimiento comunero de la región desde el área de comunicaciones, ya habían llegado allí, después del altercado ocurrido en la plaza de La Miel. Entonces, tomamos la decisión de orientar las comunicaciones a hacer un llamado al voto, a construir el sentido de que ya el conflicto había pasado, y que los votantes podían acudir al centro sin ninguna complicación. Esta estrategia la dirigimos hacía las aplicaciones de mensajería instantánea. Según nuestra percepción, la mensajería instantánea era el mejor medio que teníamos a la disposición para llegar a la población del municipio. Por otro lado se trataba de una comunicación directa.

Mientras, en Buría, estaban los equipos que habían logrado articular “Mesías”, Albanys, Tamy y otras compañeras del movimiento comunero, movilizando al electorado con los motorizados y el combustible que habían logrado conseguir. La situación era precaria.

Hubo un momento que en el centro de votación donde estaba Tamy era demasiado evidente que adeptos de Ortiz estaban usando el voto asistido para condicionar a los electores. Los funcionarios del Plan República parecían hacer la vista gorda y ella exigió que se pusiera orden, lo que provocó una discusión con el funcionario. Finalmente, el funcionario la invitó a pasar al centro para que constara que todo estaba en orden. El rumor que llegó a nosotros es que habían detenido a Tamy, estábamos muy preocupados. Las telecomunicaciones son tan precarias en esa zona, que tuvimos que esperar hasta el día siguiente que las compañeras regresaran a Sarare, para constatar lo que había sucedido realmente.

En la tarde, aproximadamente a las, dos de la tarde, tuve posibilidad de salir de la oficina del Comando de Campaña. Lo pude hacer gracias a que Gerardo se estaba encargando de las tareas de edición de video en ese momento. A esa hora, me acerque al Centro de votación Liceo Montes de Oca, en una cola en moto, grabé y tomé un par de fotos, pero un compañero del equipo de comunicaciones me comentó que una fila de motorizados que estaba cerca del centro de votación con actitud amenazante, había intimidado a cualquiera que intentara grabar un video frente al centro, por lo que habían dejado de reportar en ese espacio.

De allí, me fui al Centro Liceo Alcides Lozada, donde me encontré con Luis Araujo, Rosario, Luisimar y otras personas miembros del equipo de Sarare del movimiento comunero, que estaban conversando con un capitán de la Guardia Nacional, sobre las irregularidades en el centro de votación, a lo que él respondió – yo solo vine a votar, eso háblelo con el Plan República – y se retiró del espacio, no sin antes despedirse con puñito de dos gorilas que estaban a las puertas del centro de votación, y eran evidentes adeptos de Ortiz. Inmediatamente noté la actitud prepotente de los personajes, que actuaban como si fueran dueños del lugar, repartiendo jugo y refrigerios a la cola de votantes.

Regreso a la casa de Luis Araujo, y nos enteramos que Ángel iría a votar al comedor Atures, coordinamos un transporte para La Miel, donde nos fuimos Tato, Belén, Chipo y yo. Allí nos encontramos con la gente del movimiento comunero. Después de la trifulca que se había armado hace pocas horas, el mismo Ortiz y sus adeptos estaban a escasos metros de la militancia comunera que esperaba para recibir a Ángel. Se percibía la tensión, pero ya había sido acordado el cese de las agresiones, y efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) estaban custodiando toda la zona. Ángel llegó en una camioneta Blanca, se bajó y la gente se había organizado en filas paralelas, para hacer un camino hasta la entrada del centro, una vez llegó a las puertas del centro dijo unas breves palabras, hasta que una funcionaria del Plan República le pidió que entrara al centro a votar.

Luego de eso fuimos a la casa de Gloria, muy cerca del Centro Escuela Atures, donde justo al frente tenían una casa acondicionada la fracción de Ortiz. Aproveché para hacer unas tomas frente al centro de votación, donde unas mujeres me gritaron – ¡¿Qué haces grabando?! – varias veces, pero yo seguí como que la cosa no era conmigo, y seguí de largo. Una vez en la casa segura, nos sentamos a comentar como había transcurrido el día, y aproveché de editar un video con las tomas que había hecho y cargar el teléfono. Mientras tanto toda la militancia del movimiento comunero estaba desplegada hasta el fin de la jornada, Rafael dice al respecto:

Móntese en el camión y haga la operación remate. A las 4 de la tarde empezamos a ver esos camiones repletos de gente, y gente y gente, la gente se arrechó, ‘a con que la vaina es así, ¿Que no nos van a dejar votar?’, todavía a las 6 de la tarde subieron camiones, y tuvieron que cerrar el centro a las 6 de la tarde, el acuerdo fue a las 6 se cierran los centros de votación, pero los que estén afuera los pasan para que voten, y afuera a mantener el control. Mira cerraron la puerta y había una cola como de aquí a ese samán que se ve allá (dijo señalando a un samán lejano) la gente resteada, la gente salió fue después de las 12 del medio día, después del peo, eso se expandió como pólvora, por indignación como lo hicieron, decían ‘¿Así que la vaina va a ser así? ¿Quiere decir que estos carajos van a gobernar así? Entonces hay que salir a votar para sacarlos de allí ‘

Yo me senté por allí a escuchar a la gente cuando salía de votar, y la gente iba en la calle ‘Me cansé, me sacrifique, pero valió la pena no joda, porqué vote’ cuando decían eso es porque estaban con Ángel, si vale eso fue (dice entre risas) mira primera vez en tantos años electoreros que yo veo una vaina así.

Cuando salimos de casa de Gloria Belén, Chipo y yo serían las siete de la noche, estaba empezando a oscurecer, e intentamos encontrarnos con la gente del Comando de Campaña, que estaba teniendo una reunión, había un montón de gente y efectivos policiales en la calle, los funcionarios estaban corriendo a todo el mundo de las inmediaciones de los centros de votación, para evitar cualquier altercado, rodeamos todas las vías que habían trancado, hasta que llegamos a la esquina del Comedor Atures, donde estaban las y los comuneros de Sabana Alta y el Cerrito que estaban esperando transporte para regresar a sus casas mientras unos motorizados asechaban la esquina. También estaban unos funcionarios de la PNB, a los que nos acercamos para ver si podíamos pasar por esa calle, ellos se negaron, estuvimos unos minutos conversando con ellos, nos comentaron que eran de Barquisimeto, les habían ordenado dirigirse a la zona, y una de las agentes comentó que Belén no parecía Argentina sino Maracucha, cosa que nos causó bastante gracia. Lo cierto es que los pacos no nos dejan pasar, así que decidimos ver como regresar a Sarare. Chipo contacta a un compañero del MST, y conseguimos que nos den la cola en el carro de otra compañera, nos pasan buscando por la plaza de La Miel, y vemos como todavía hay un montón de gente en las cercanías, la movilización para votar había sido notable.

En Sarare nos fuimos un rato a casa de Luis Araujo, a revisar los materiales y reagruparnos. Estábamos con los compañeros de Barquisimeto, apodados “Los pelúos”, Gerardo y Reinaldo Iturriza en el frente de la casa, cuando llega Ángel, conversa con nosotros, y como fue la reunión para que cesara el conflicto con los adeptos a Ortiz; se reunieron en el Consejo Legislativo, estaba un funcionario de alto rango de las Fuerzas Armadas, Ortiz y él. Nos cuenta que Ortiz dijo – Esta bien, todos nos vamos a quedar tranquilos, pero vamos a comprometernos a no movilizar gente a los Centros de Votación – después que habían hecho todo lo posible para entorpecer las votaciones en varios centros; hizo algún par de comentarios jocosos sobre la batalla campal en la plaza de La Miel y se fue. El comando de Campaña tiene cifras estimadas de los centros de votación, y los resultados son favorables al precandidato Ángel Prado.

Belén, Chipo y yo nos fuimos a la casa segura cercana al Centro Liceo Alcides Lozada, para ver cómo estaba la cosa allí, los ánimos estaban arriba, la gente comenta que incluso en este centro, donde tenía fuerza Ortiz, es probable que haya ganado Ángel. Chipo y Belén me presentan a Chelino, militante de la comuna, que hace un análisis profundo de los modelos que están en confrontación ese día, en Simón Planas. Ángel pasa por allí, conversa un rato con la gente, se ve alegre, por los grupos del movimiento comunero dicen que hay informaciones de que ganó Ángel, pero todo el mundo está a la expectativa.

Ya cercana a la medianoche, salimos hacia el Liceo Alcides Lozada, al parecer ya se contaron los votos, una miliciana sale y abraza efusivamente a una comunera, al parecer en este centro ganó Ángel, la alegría colma a todos los presentes, y nos vemos envueltos en un frenesí victorioso. Comenzamos a saltar y a cantar, surge la idea de ir marchando hasta el Liceo Montes de Oca, en motos y a pie, nos vamos para allá, gritando consignas y celebrando; cuando llegamos José Luis se acerca a los funcionarios del Plan República, mientras todas y todos esperamos sin hacer demasiado escándalo en la calle del frente, el resultado es el mismo, el conteo de votos da favorable a Ángel; la gente no cabe de alegría, si en estos dos centros de Sarare, donde Ortiz tenía fuerza, había ganado Ángel, era prácticamente una certeza que había ganado la candidatura por el PSUV a las elecciones municipales.

En ese momento ocurrió la apoteosis, marchamos hasta la plaza Bolívar, y tomados de las manos en círculo, alrededor de la estatua de El Libertador, cantamos el himno nacional de la República Bolivariana de Venezuela; todas con los ojos hechos agua de la emoción, Gloria al Bravo Pueblo retumbó en todo Sarare, capital del Municipio Simón Planas, en el estado Lara. Cantamos, y acordamos esperar a los resultados oficiales mañana, antes de celebrar algo más, aunque Luis Araujo nos comenta de una sopa y algunas cajas de cerveza en su casa.

La espera del 9, a el anuncio de los resultados pasa entre cuentos de lo que había vivido cada quién el día anterior, análisis políticos y chistes, en el patio de la casa de Luis Araujo. Llega la noche, hasta que por fin comienza la rueda de prensa de la dirección del PSUV para anunciar los resultados de las primarias, Diosdado Cabello habla, aclara que según el reglamento del Partido, la última decisión sobre las candidaturas la tiene la dirección, da inicio a declarar los resultados oficiales de las elecciones primarias, pasan y pasan candidaturas a Gobernaciones, a Municipios, cuando llega, Simón Planas, el presidente del PSUV dice – Con el 48% de los votos, Ángel Prado ha pasado a segunda vuelta, perdón – dice mientras ríe – ha pasado a ser candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela en el Municipio Simón Planas a las elecciones de Alcaldes y Gobernadores – De nuevo el frenesí victorioso, todas y todos gritamos de alegría, nos vamos al frente de la casa, en la calle, aparece una corneta y empieza a sonar la música; aparecen unas botellas de cocuy que ayudamos a conjurar de una bodega cercana, tenemos rato en celebración espontanea, cuando aparecen unos hombres en una camioneta que están muy borrachos, uno se me acerca y me dice que ellos son fanáticos de Pablo Escobar y son puros malandros, yo le respondo que eso no es aquí, la militancia de la comuna es sabia, de repente la corneta deja de sonar y todo el mundo se dispersa, para reunirse mañana en la Marcha de la victoria, claramente estos sujetos ebrios tenían intenciones maliciosas; la adrenalina sigue bombeando fuerte en nuestros cuerpos, entramos a la casa de Luis Araujo, y seguimos conversando hasta tarde.

Al día siguiente todo fue preparase para la marcha, la caravana salió de los predios de El Maizal, para comenzar una marcha desde la plaza de La Miel, donde nos incorporamos nosotras. De allí marchamos hasta la entrada de Sarare por la autopista, donde la recibió una gran cantidad de gente con banderas y pancartas; la marcha recorrió todo el pueblo de Sarare, por donde pasaba se le iba sumando cada vez más gente, hasta llegar a la Plaza Bolívar, la misma donde hace dos días se había escuchado Gloria al Bravo Pueblo a todo gañote; Ángel dio el discurso desde la plataforma de un camión como tarima, yo logré subirme a un farol de la plaza y desde allí grabarlo. Aquí unas frases del discurso de Ángel:

Empezó la fiesta popular, estamos alegres”

Agradezco al pueblo de Simón Planas”

Convocamos a las maestras, las enfermeras, la juventud, a los cultores, a los transportistas, a las comerciantes, las conuqeras y conuqeros, a tanta gente de diferentes sectores de la sociedad.

Hubo tres cosas que me pidió el pueblo:

Mucha humildad, porque si pierde la humildad se va a volver prepotente, y nadie lo va a querer, el pueblo le va a dar una lección”

Ponte serio, no te dejes quitar esa vaina (la candidatura a la alcaldía), a mí me quitaron el clap, me han regañado en el ministerio que trabajo, me han dicho indisciplinada porque hace 4 años voté por ti, así que ahora no te puedes dejar robar las elecciones”

Trabaja, no te pongas a comprar las mejores colonias, ni los mejores zapatos, y la guaya de oro, y cuatro aduladores atrás, y veinte secretarias, no queremos un alcalde así”

Yo debo transmitir lo que me decía el pueblo, porque yo lo que soy es un vocero del Pueblo.”

Una vez terminó el discurso, la caravana arrancó para Sabana Alta, como pudimos nos montamos detrás de una camioneta y nos fuimos. En la autopista toda la gente iba celebrando, y una vez llegamos a Sabana Alta, el pueblo del mismo Ángel, la recepción fue por todo lo alto, la gente muy feliz. Marchamos hasta llegar a la cancha techada, allí Ángel pronunció otro discurso, y su mamá tomo el micrófono para una intervención, fue un momento muy emotivo y de gran sabiduría. Luego de eso se prendió la rumba en la cancha, luego en la plaza, entre conversaciones y bailes, por primera vez bailo merengue campesino, conocido como “raspacanilla”, y allí celebramos hasta que conseguimos una cola para regresar a Sarare en un camión de unos compañeros de Barquisimeto.

En la cancha y la plaza de Sabana Alta, fotografías por el equipo de comunicaciones de la comuna

Pasamos un par de días para regresar, por la semana radical y los problemas de transporte, finalmente la comuna consigue un carro para que regresemos Albanys, Tamy, Tato, Chipo, Belén y yo, el combustible para ese carro, con un contacto en una estación de servicio de gasolina subsidiada en Barquisimeto, me ofrezco para hacer el viaje en la maleta del carro, allí me acomodo; transcurre un viaje tranquilo hasta Caracas, donde el transporte nos lleva cada una a donde vamos. De este viaje ser formarían un montón de nuevas amistades, y se fortalecerían las que ya existían.

IV


El Huracán Comunero en la Alcaldía de Simón Planas

Los meses que pasaron después de las elecciones primarias pasaron volando, hablé constantemente con Luis Gaspar, quién tenía la tarea de coordinar a los diseñadores y editores de vídeo para las piezas digitales de la campaña, quién me contaba cómo iban sucediendo las cosas desde su perspectiva, de cómo iba aprendiendo o le afectaba las cosas que iban sucediendo. El movimiento comunero tiene una forma muy real de hacer política, trabajo constante de casa a casa, atención de necesidades básicas, actividades culturales, mantenimiento de espacios públicos; Las candidaturas para consejales en el municipio afecta al equipo de comunicaciones, Daniel Suárez, quién tenía la responsabilidad de dirigirlo, es candidato, y ya no puede seguir cumpliendo con esa tarea, así que es designada otra compañera. En paralelo a la campaña las comunas siguen haciendo su trabajo regular, de organizarse y producir.

Se acercan las elecciones, me gustaría ir a Simón Planas, pero otras responsabilidades no me permiten viajar esta vez, Tato me comenta que irán a apoyar. Ya es 21 de noviembre, leo en los grupos de aplicaciones de chat como transcurre el día, desde la 3:00, en la madrugada hay gente en los centros de votación; todo transcurre con relativa tranquilidad, a las 21:00 están entregando las actas escrutadas. Los resultados no podían ser otros, con 8321 votos (50.09%), Ángel Prado gana las elecciones a alcalde en el Municipio Simón Planas. Además, quedan electos las y los concejales: Willys Romero, Margloris Camacho, Elisa Peña, Daniel Suárez, Petra Parra, Simón Romero, Nereida Pérez, Erik Paez, Ana Pernalete, Orlando Piña, Elianny Mendez y Rafael Ojeda.

El trabajo del movimiento comunero en la zona no se detiene, la producción continúa avanzando, el 24 de noviembre, a las 2:00 pm es proclamado alcalde del Municipio Simón Planas Ángel Prado. Las y los comuneros continúan con ímpetu la recuperación de espacios y atención de problemas inmediatos del pueblo. Ahora con estos espacios institucionales ganados, las comunas del municipio y las áreas circundantes entran en una nueva fase, en la que deberán enfrentarse a nuevas contradicciones y mayores retos, pero las bases militantes de la comuna lo saben, y son los protagonistas de este proceso, la Ciudad Comunal da un paso más en su conformación, y la lucha continua.

El camino es duro, difícil… pero es el camino

Argimiro Gabaldón

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.